NOTICIA RASVE: SITUACIÓN FIEBRE DEL NILO OCCIDENTAL (FNO)

NOTICIA RASVE: SITUACIÓN FIEBRE DEL NILO OCCIDENTAL (FNO)

La FNO es producida por un arbovirus de la familia Flaviviridae (Virus de la FNO) que afecta principalmente a aves, aunque también puede afectar a mamíferos, pudiendo causar enfermedad tanto en caballos como en personas. La enfermedad se transmite por la picadura de un vector artrópodo, tratándose generalmente de mosquitos del género Culex (C. pipiens y C. modestus en Europa, C. perexiguus en el Sur de Europa). Los équidos y las personas actúan de fondo de saco epidemiológico, es decir padecen la infección y en algunos casos la enfermedad, pero no la transmiten ni actúan como reservorios. La mayor parte de las infecciones en personas y équidos son asintomáticas, pero un pequeño porcentaje puede desarrollaruna forma grave de la enfermedad caracterizada por un cuadro de encefalomielitis.

Dada la estratégica situación de España en relación con el paso de aves migratorias entre Europa y África, donde este virus es endémico, la importancia de nuestros humedales como áreas de nidificación de muchas de estas aves y la existencia generalizada de poblaciones de aves que pueden ser portadoras y de poblaciones de mosquitos que actúan como vectores competentes, nuestro país presenta zonas donde la enfermedad está presente en aves y mosquitos desde hace varios años, lo que hace que exista un riesgo alto de aparición de brotes en épocas de riesgo relacionadas principalmente con la actividad de los vectores que pueden amplificar la circulación del virus y acabar produciendo casos en humanos y en équidos.

En aplicación del Programa nacional de vigilancia de la enfermedad, cada año se recogen muestras de équidos y aves, que son analizadas por los laboratorios autonómicos y por el laboratorio nacional de referencia, el Laboratorio Central de Veterinaria (LCV) de Algete. Dicho programa de vigilancia tiene un componente de vigilancia pasiva, analizándose aves y équidos que muestren sintomatología clínica compatible con la enfermedad, y un componente de vigilancia activa, mediante el empleo de animales centinela. Además, contempla el análisis de mosquitos en las zonas de mayor riesgo de circulación del virus.

En el mes de julio se ha detectado un brote de casos clínicos en personas en la provincia de Sevilla (Coria del Río y Puebla del Río).

El Programa nacional de vigilancia de la FNO ha permitido detectar asimismo la circulación del VFNO en aves y équidos en el suroeste peninsular, incluyendo la zona de la provincia de Sevilla en la que se comunicó el brote en personas.

En base al programa nacional de vigilancia, en particular la Comunidad Autónoma de Andalucía, se dieron las primeras detecciones de positivos serológicos a FNO en équidos centinelas en el mes de julio de 2020. Por otro lado, y a través del componente de vigilancia pasiva se están detectando casos de équidos desde entonces por sintomatología compatible
a la enfermedad.

Hasta la fecha se han notificado un total de 27 focos en équidos en las provincias de Sevilla, Huelva y Cádiz, pudiendo determinar la positividad por PCR al linaje 1 en dos ocasiones (Focos 2020/3 y 2020/14) en muestras de encéfalo y líquido cefalorraquídeo (LCR) procedentes de caballos quemostraron sintomatología clínica en las provincias de Sevilla y Cádiz.

Por otro lado, fruto de la vigilancia pasiva en aves silvestres, se han obtenido hasta la fecha 3 resultados PCR positivos, también al linaje 1, en una garceta común (Egretta garzetta) en la provincia de Sevilla, y en un buitre negro(Aegypius monachus) y en un quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) en la provincia de Cádiz.

En el siguiente mapa se muestran los focos notificados en équidos por resultado positivo a ELISA IgM en el LCV de Algete, diferenciando aquéllos que se han detectado por vigilancia activa y pasiva.